Connect with us

Destacados

Julio Borges renuncia al «interinato» y pide su disolución

La renuncia del dirigente de Julio Borges, quien se desempeñó como presidente de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, se produce un mes antes de la reforma del estatuto de transición que ha sido exigida por diversas organizaciones nacionales e internacionales

Caracas.- El dirigente del partido opositor Primero Justicia (PJ), Julio Borges anunció este domingo la renuncia a su cargo de Comisionado de Relaciones Internacionales de Juan Guaidó, luego de solicitar la instalación de una plataforma alternativa y la eliminación de la figura del «gobierno interino» en Venezuela. 

Lea también: Plasencia se reunió con embajador de Portugal para fortalecer relaciones bilaterales

Durante una rueda de prensa concedida por la plataforma Zoom, Borges aseguró que se debe reformar al «gobierno interino» que consideró se ha «deformado» en los últimos años perdiendo su sentido que era «luchar contra la dictadura» de Nicolás Maduro.

«El gobierno interino se ha deformado, se ha convertido en un fin en sí mismo. Se ha burocratizado en algo que no está cumpliendo su manera de ser. Pensamos que la visión del gobierno interino debe desaparecer. No podemos seguir con una burocracia de casi 1 600 personas. El gobierno interino quiere perpetuarse», afirmó.

Y agregó: «La figura de (Juan) Guaidó solo debe quedar para el manejo de los juicios, pero esa figura de gobierno interino lejos de unir lo que hace es dividir. Guaidó puede seguir insistiendo que tiene el apoyo de EE. UU. pero al final lo que importa es Venezuela, sería no escuchar lo que dice el país, no estar a su servicio y vegetar en una posición».

De igual manera consideró como una «vergüenza» que Voluntad Popular (VP) y el líder opositor «no tengan la voluntad política de hacer las cosas. Nosotros no tenemos ningún tipo de solidaridad con la corrupción».

«El epicentro de la lucha venezolana debe construirse dentro de Venezuela. Hemos perdido legitimidad. El mundo puso el caso venezolano en la nevera».

La renuncia del dirigente de Julio Borges, quien se desempeñó como presidente de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, se produce un mes antes de la reforma del estatuto de transición que ha sido exigida por diversas organizaciones nacionales e internacionales.

«Si no se reforma el estatuto antes del 4 de enero todo desaparece como la Asamblea Nacional, Guaidó y todo, por eso está la obligación de presentar una reforma de ese estatuto. Tenemos menos de un mes para hacer eso, sino todo desaparece fatalmente», sentenció.

Las fricciones dentro de la oposición han alcanzado un punto cumbre con los recientes cuestionamientos de Julio Borges sobre el manejo de los activos de Venezuela en el extranjero. Fue el pasado 27 de septiembre de 2021 cuando Primero Justicia daba a conocer que no continuaría participando en la administración de los activos nacionales debido a desacuerdos «con la forma de gestión» por parte del «gobierno interino».

En aquella oportunidad la tolda amarilla recordó que desde hace más de un año manifestaron su preocupación por la gestión de los activos. Además subrayaron que en varias ocasiones hicieron propuestas que no fueron tomadas en cuenta, al tiempo que dicen que su prioridad es «proteger los activos de la corrupción, de los acreedores y ponerlos al servicio de los venezolanos».

Esto luego de que la Superintendencia de Sociedades de Colombia anunciara la toma de control de la empresa Monómeros Colombo Venezolana S.A., filial de la Petroquímica de Venezuela (Pequiven), para subsanar su situación contable, administrativa, económica y jurídica. Una decisión que fue respaldada por Juan Guaidó debido a la «mala administración» de los delegados del gobierno de Nicolás Maduro, problema que dijo también ha afectado a otras empresas como Citgo, filial de Petróleos de Venezuela en Estados Unidos.

Precisamente el pasado 25 de septiembre Borges reiteró su propuesta de que los activos sean transferidos a un fideicomiso, administrado por un ente multilateral como el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco Mundial.

«Todavía estamos a tiempo de salvar a Monómeros, Citgo y demás activos. Necesitamos proteger esos activos de la corrupción, de Maduro y de los acreedores», aseveró en aquella oportunidad.

Un mes después el dirigente fundador de Voluntad Popular, Leopoldo López aseguraba que las declaraciones de Borges ha permitido que se generen distintas interpretaciones sobre la estabilidad del «gobierno interino» y la figura de Juan Guaidó.

«Que no esté Juan Guaidó como legítimo representante de la constitucionalidad tendría tremendas consecuencias. Por ejemplo, le daría a Maduro acceso inmediato a activos de la nación, acceso a los fondos que están en el FMI, fondos que están en cuestas congeladas, fondos que están en litigios como es el caso del oro de Inglaterra», señaló López en entrevista concedida para VPItv.

La disputa entre VP y PJ

Durante una entrevista concedida a la periodista Anaisa Rodríguez para El Cooperante, el excandidato de la Mesa de la Unidad (MUD) a la Alcaldía de Caracas, Tomás Guanipa condenó que López se excuse de la responsabilidad que tiene sobre lo sucedido con el caso Monómeros luego de aseverar que «todos los partidos del G4» tienen representación en la empresa.

«Preocupa que cuando hay una denuncia de un hecho irregular, la respuesta sea ‘tú también estas involucrado en esa irregularidad’; eso no puede ser, porque es como decir que en un atraco el que no robó, diga que todos son ladrones. Esto es inaceptable porque lo que hemos dicho públicamente lo hemos dicho en privado, miles de veces y Leopoldo lo sabe porque ha estado en todas las reuniones».

Sin embargo Guanipa enfatizó que «no hay ninguna disputa entre amarillos y anaranjados, solo son posiciones que se tienen sobre un planteamiento que Primero Justicia hizo hace más de año y medio, los activos de Venezuela tienen que ser manejados de forma transparente, deben ser un ejemplo de gestión no politizada y tiene que ser además, unos activos que estén en manos de los venezolanos. Siempre tuvimos reservas y siempre advertimos que nuestro rol como oposición y Asamblea Nacional, como gobierno interino, no era administrar activos porque eso nos desvía del objetivo principal que es lograr un cambio político, la democracia y la libertad».





Tendencias

es_ESSpanish